Un día en la vida de Silvia, Amaranto Las Aparicio

“ Larga vida prometo, larga paciencia, historias largas. Y nada abreviaré que deba sucederme: ni la pena ni el éxtasis para que cuando sea viejo tenga como deleite la detallada historia de mis días.”

-Ángeles Mastretta

Silvia

Hola, mi nombre es Silvia y soy parte de Las Aparicio, una unidad productiva de amaranto en la Alcaldía Tlahuac, en la Ciudad de México. La unidad productiva la empezó mi padre y hoy en día la manejo con mi mamá, mi esposo y mi hija.

Me considero una persona muy proactiva, optimista y llena de actitud. En realidad, nunca planeo mis días, me despierto y voy priorizando entre las miles de cosas que tengo que hacer (siempre con el objetivo de acabar con todos mis pendientes). Por ejemplo, me despierto y digo: hoy tengo que ir a la Tiendita a dejar el producto, pasar a ver la siembra, regresar a preparar la comida y tengo que ir al banco, ¿qué debo de hacer primero? Hay días que veo que no me va a dar la vida y le pido a mi hija que me apoye en ciertos pendientes, por ejemplo, ir a dejar el producto a Tiendita del Campo.

Lo más desafiante de mis días es conseguir que haya venta, porque sino no sirve de nada todo el esfuerzo que ponemos en la cosecha del producto. Siempre debo de concentrarme para que se venda todo lo que producimos.

Si tuviera que elegir lo que más me gusta de mi trabajo no podría decir una sola cosa, ¡es que me encanta lo que hago! Sin embargo, yo creo que lo que más me gusta es socializar, conocer y platicar con gente nueva. Soy una persona muy activa y nunca me vas a ver callada, igual soy bien trabajadora y me gusta estar moviéndome todo el tiempo para conseguir mis objetivos, es por eso que me encanta ir de arriba para abajo socializando con la gente.

Fuera de mi trabajo, lo que más amo es hacer ejercicio, pues como ya dije soy muy activa. Me encanta nadar, ir a clases de zumba y sobre todo ¡Me encanta hacer montaña!; es decir, me encanta escalar, ir de caminata y acampar en la montaña, pues donde vivo estamos rodeados de volcanes y me encanta ir con diferentes grupos a hacer montañismo, de hecho, hace poco subí el Pico de Orizaba. También, muchas veces hacemos montañismo y acabamos la caminata enseñándole a los diferentes grupos en nuestro taller acerca de todas las comidas y productos que se pueden hacer con la semilla de amaranto.

A lo que más miedo le tengo es a lastimarme, porque como ya dije, ¡Amo estarme moviendo y hacer ejercicio! Hace años me lastimé el tobillo y fue algo muy crítico para mí, no podía moverme, odio estar sentada e inactiva, le tengo pavor a dejar de ser productiva.

Me encantaría poder cambiar el mundo; hacer de este planeta un mundo mejor donde todas las personas sean educadas y tengan valores. Sobre todo, me gustaría que todas las personas vivan de lo que siembran, que se alimenten de su cosecha. Creo que todo se puede cambiar, por ejemplo, yo hace muchos años era alguien agresiva, me encantaba la grilla. Hoy en día soy una persona muy paciente y feliz, ya cambié y creo que el ejercicio me ayudó a cambiar. Todos podemos cambiar.

¿Qué tengo en mi bolsillo? En este segundo nada material, porque estoy trabajando, pintando, limpiando, etc. Pero analizándolo más profundo, si nos vamos más allá, a lo místico: En mi bolsillo hay una bola de emociones, de ilusiones y sobre todo vivencias que siempre llevó conmigo a todos lados.

Amaranto Las Aparicio

Conoce sus productos

1 comentario

  • Eres genial 😊Es un placer conocer a personas como Tu🤗
    Coincidir fue para mí un privilegio.

    Patricia Avendaño García

Dejar un comentario